Noche de improvisación culinaria

Leandro_Di_Tommaso_Comida_2

En la cocina me defino como un improvisador con suerte. Improvisador porque las comidas las invento a medida que cocino. En esto, se ponen en juego dos factores: lo que haya en la heladera y las alacenas, y lo que en el momento se me ocurra que, combinado, puede quedar bien. Tal es la improvisación que me resulta imposible repetir una comida que haya hecho con anterioridad, porque no tomo nota ni de ingredientes ni de cantidades (que son totalmente a ojo). Con suerte, porque hasta ahora nada me ha quedado lo suficientemente feo como para que no pueda comerse.

Leer más»