Vuelta de hoja

Dar vuelta de hoja es animarse a aceptar y enfrentar la realidad, liberarse de las ataduras que nos limitan y nos impiden seguir adelante. Experimentar la adrenalina que causan lo desconocido y los nuevos desafíos. Es darse la posibilidad de entender de lo que uno es capaz, aprender a valorarse por lo que uno es y no por lo que uno tiene. Es superar el miedo a perder para poder ganar, es correr el riesgo, vivir cada día una aventura. Es no quedarse con el deseo de conocer el final de la historia y, en su lugar, descubrir de qué se trata.

Leandro_Di_Tommaso_Vuelta_de_hoja

Foto del Proyecto 365, día 42